El Descenso (texto para exorcisar un sueño)

Para MLHC, el único con el que puedo hablar de estas cosas sin ser enviada al psiquiatra. Anoche, luego de una de nuestras conversaciones sobre épica, me quedé dormida pensando en la contraparte del viaje del héroe. Cerré los ojos pensando en el Descenso de Innana. Me desperté en el inframundo. Sé que podría ser… Continúa leyendo El Descenso (texto para exorcisar un sueño)

Otra cosa

Nunca fui buena para los deportes. Los balones para mí no son juguetes. Son el enemigo que ansía partirme un dedo. Odié todas y cada una de las clases de educación física durante la escuela. Los zapatos de goma me parecen feísimos. Cuando me enteré que en la universidad tendría que inscribir deporte como materia… Continúa leyendo Otra cosa

La limpia

Suelo tener sueños recurrentes. Ciertas imágenes o historias me han acompañado desde siempre. Tanto, que ya ninguna de sus incoherencias me asusta. Ciertos sueños desaparecieron con la edad; pude descifrarlos y se fueron disolviendo. Otros, que han permanecido insistentes, resurgen principalmente en luna llena, cuando estoy premenstrual. Anoche decidí entregar al fuego las memorias ancestrales… Continúa leyendo La limpia

Las Historias de El Camino (II) / En el Desierto.

I. Llegué al desierto. Escogí un lugar para descansar, cerca del risco bajo el que corre el agua. Me tendí al sol sobre la arena suelta y cerré los ojos para repasar mentalmente el camino recorrido hasta allí. Sentí lugares en sombra, vértigo de mirar algunos recodos. Algunas palabras sueltas acudieron a mi boca, nombrando… Continúa leyendo Las Historias de El Camino (II) / En el Desierto.

Las Historias de El Camino (1) – LA CANCIÓN DE ORIÓN

Fue en la estrella más brillante. La primera vez que nos miramos y aceptamos el desgarro como parte de la elección. Fuimos entonces tú y yo, él y ella, los cientos y las miríadas. Cada idea creaba mundos enteros que nos llamaban con voces de agua, fuego, aire y tierra, atrayéndonos con una fuerza por… Continúa leyendo Las Historias de El Camino (1) – LA CANCIÓN DE ORIÓN